En lugar de encuestas que sólo reflejan parcialmente la ocupación de los destinos porque suelen contemplar exclusivamente la oferta comercial reglada, se podría estimar la ocupación a través de la información sobre los consumos de agua, energéticos, generación de basuras, intensidad de tráfico, etc. Incluso se podrían plantear los niveles de ocupación en tiempo real para introducir mejoras en la gestión urbana y turística

Categorías: Retos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *